Logroño Alcanadre

30,6 Kms

Los obreros en la viña del Señor deben tener un pie en el suelo, y el otro elevado para seguir en su viaje.

Hoy nos alejamos del Camino de Santiago Francés y nos adentramos en el Camino de Santiago del Ebro, siempre “a contracorriente”.

A partir del refugio de peregrinos en la calle Rua Vieja 32, nos dirigimos a la calle de San Francisco, por detrás del Hospital de la Rioja. Seguimos todo recto por la calle de la Madre de Dios. Después de pasar por debajo de la autovía A-13, giramos a la izquierda y luego a la derecha para atravesar el parque y acercarnos a un puente sobre el río Iregua. Pasado el río, giramos a la izquierda y seguimos al río Ebro a nuestra izquierda. Estamos en el barrio de Varea.

En Varea se localizaba el puerto romano desde el cuál partían o llegaban las barcas que aprovechaban el Ebro como vía de transporte. Nos dejamos llevar por el camino asfaltado, sin tomar ninguna desviación. Seguimos postes indicadores del GR-99. Llegamos a un cruce con otra carretera asfaltada; vemos una granja de ganado a nuestra izquierda. El cruce se supera buscando la continuación de nuestro camino, justo delante de nosotros, pero unos metros a la izquierda.

No abandonamos nuestro camino asfaltado, hasta llegar a una curva obligada por un canal de riego. Hemos dejado atrás un pequeño almacén a nuestra izquierda. Cruzamos sin problema el canal y seguimos por el camino asfaltado que nos acercará a la vía del tren en unos momentos, pasando antes bajo la autopista. Pasamos otro túnel bajo la autovía y tomamos a la derecha. Llegamos a la carretera que tomamos hacia nuestra izquierda, dejando la subida hacia el puente a nuestra espalda. Aquí ya no seguimos el GR‑99.

Nos acercamos a una base militar: hay que seguir la carretera tan sólo 400 m, y girar a la derecha para cruzar la vía del tren en un paso a nivel, para entrar en la carretera N-232, que tenemos que tomar a nuestra izquierda. Por desgracia no podemos tomar otra vía y en esta desagradable carretera nacional hemos de transitar los próximos 2,6 km, hasta llegar al puente sobre el río Leza. Entramos en el pueblo de Recajo y seguimos siempre por la N-232.

Pasamos el puente sobre el río Leza y dejamos por fin la carretera nacional. Justo después del puente, tomamos un camino asfaltado a nuestra izquierda, que nos aleja de la N-232. El asfalto nos lleva a pasar bajo la vía del tren. Seguimos sin pérdida por el mismo camino hasta encontrarnos con la ermita de Nuestra Señora de los Dolores: puesto que vamos “a contracorriente”, la puerta principal no está en nuestro sentido de la marcha… y la visible flecha de Santiago nos recuerda que el Camino Jacobeo lo llevamos a nuestras espaldas. De nuevo hemos encontrado señales GR-99.

Entramos en Agoncillo. Caminamos por la calle de La Ermita. Al llegar al centro del pueblo, giramos en ángulo recto a nuestra izquierda para encontrarnos con el majestuoso Castillo de Las Aguas, muy restaurado y con una amplia plaza que realza su belleza.

Pasamos junto a la iglesia de Nuestra Señora la Blanca, a nuestra izquierda y giramos a la derecha en la amplia avenida de detrás de la iglesia. Seguimos en la misma dirección hasta llegar al final del pueblo, dónde encontramos un camino que tomamos a nuestra izquierda. Serpenteando entre granjas y campos, el camino se cruza por dos veces con otros caminos en perpendicular: seguimos siempre recto en cada cruce. A 3,5 km de la salida de Agoncillo, el camino acaba en otro. El pueblo de Arrubal está delante nuestro. Pasamos por el puente y subimos hacia la Iglesia de Arrubal.

Atravesamos el pueblo por la calle del Calvario. Salimos de la población por un camino asfaltado que circula paralela a un canal de riego, que vemos a unos 60 m a nuestra izquierda. Seguimos el camino que gira hacia la derecha para llevarnos a la vía del tren. Más adelante dejamos unas casas a la izquierda y un túnel a nuestra derecha. Seguimos de frente.

El camino sigue paralelo a la vía del tren, siempre a nuestra derecha, y el río Ebro se nos acerca en uno de sus frecuentes meandros. Justo en un punto en el que el río parece querer entrar en la vía del tren, encontramos un paso para cruzar la vía y situamos al Ebro y al tren a nuestra izquierda. Paralelos a la vía, llegamos a un camino asfaltado que gira a nuestra derecha en ángulo recto y en la que a 100 m, vemos en alto la blanca Ermita de Aradón. Con seguridad veremos los enormes buitres que anidan en las Peñas de Aradón.

En este punto descendemos para pasar por debajo de las vías del tren. Seguimos el camino marcado por el GR-99. Después de una curva bien trazada en el camino de tierra, el GR continua recto, pero nosotros seguimos nuestro camino de tierra que nos mantiene junto a la vía del tren. A partir de este punto vamos a ir siempre con la vía del tren a nuestra derecha hasta llegar a la estación de Alcanadre, que también es el refugio de peregrinos.

Llegados al pueblo, en la primera calle que sube hacia el pueblo, después de unas escaleras, hay la primera fuente y siguiendo recto, llegamos a la iglesia.

AGONCILLO


Ayuntamiento. Tel.: 941 431 007
Hostal El Molino. Ctra de Zaragoza. Km 12. Tel.: 941 431 316.


ALCANADRE

Albergue Municipal de Peregrinos. CERRADO – EN OBRAS. Ctra. Estación (8 plazas), en el mismo edificio de la estación de tren.

Ayuntamiento Tel.: 941 165 004. Si todo falla, siempre se puede coger el tren hacia Logroño o Calahorra o insistir en el ayuntamiento y obtener un permiso para usar el polideportivo.

Casa Rural. La Casa Azul, C/Trasera de Pilares, 29 Tel. 686 730 187 // 669 461 501
Hostal Cedipsa . Carretera de la Estación, 0. Tel: 948 693 183

ARRÚBAL

Albergue de peregrinos. junto a la iglesia (30 plazas). Tel: 941 431 223

Ayuntamiento. Tel.: 941 431 103.

LOGROÑO

Taxi Logroño – Francisco Javier Saenz . Tel: 660 590 912

Taxi Logroño – Radio Taxi 24h . Tel: 941 505 050

AGONCILLO: Pequeño pueblo. Dignos de mención, el Castillo de Aguas Mansas, construido en piedra de sillería entre los siglos XIII y XIV, y la iglesia de Nuestra Señora la Blanca. En la puerta principal del Castillo se puede contemplar el escudo de la Cruz de Calatrava. Hay restaurante, farmacia, supermercado y banco.

ARRÚBAL: Pequeño pueblo. La iglesia de El Salvador es del siglo XVI en su mayor parte y acabada en el XVII. Hay restaurante, farmacia, centro de salud, supermercado y banco.

ALCANADRE: Pueblo de cerca de 750 habitantes. Su voz toponímica es de origen árabe: Al-Cana-Dre, significa «los puentes», «arcos», etc., ruinas de un antiguo puente sobre el río Ebro, junto al pueblo. En la iglesia de Santa Maria (siglos XVI-XVIII) se encuentra la imagen románica que estaba en la ermita de Aradón (siglo XII). Típico del pueblo es el acueducto romano (siglo I). Antes de llegar al pueblo, se puede contemplar con facilidad a los buitres que anidan en Aradón. Algunos de ellos llegan a pesar 8 kg y medir 2’5 m. Hay restaurante, farmacia, centro de salud, supermercado y banco.

Anotaciones: Hoy entramos en la “segunda semana” de los Ejercicios Espirituales. La entrada principal es a través de una meditación que nos invita a sentir la invitación de Cristo Rey a seguirle. Como estamos caminando en una gran ciudad, podemos ver las maravillas de un “reino terrenal” e imaginar el Reino de Dios. Hoy meditamos sobre la orientación de nuestra vida: ¿caminamos con Jesús o detrás de otros líderes?

Petición: Con todas mis limitaciones y sintiendo el amor del Padre en mí, pido la gracia de sentirme llamado personalmente a caminar junto a Jesús, como su compañero y colaborador.

Reflexiones: La conciencia profunda del amor misericordioso de Dios (la gracia pedida ayer), a menudo lleva a un deseo de responder a ese amor. Hoy comenzamos a meditar en la invitación de Jesús a caminar junto a él en su trabajo. En los Ejercicios Espirituales, Ignacio sitúa la meditación del llamado de Dios a colaborar junto a Jesús justo después de las meditaciones que tocan nuestra pecaminosidad humana; la yuxtaposición es importante: Dios nos llama a trabajar junto a Él plenamente, después de conocernos y querernos como somos. Somos llamados como pecadores amados, tal y como Pablo nos explica, después de haber pedido al Señor reconciliarse con él: «Él me dijo: “Mi gracia te basta, que mi fuerza se muestra perfecta en la flaqueza”. Por tanto, con sumo gusto seguiré gloriándome sobre todo en mis flaquezas, para que habite en mí la fuerza de Cristo.» (2 Corintios 12,9). A pesar de ser pecadores, nos sentimos hoy llamados a afanar en ese mismo mundo tocado por nuestro pecado, y trabajar por la paz y la justicia, con el amor misericordioso que hemos recibido. Creemos en un Dios que es Justicia, porque Él es Amor. El camino hacia la justicia en nuestro mundo y el camino de la fe son caminos inseparables. La fe y la justicia son indivisibles en el Evangelio. Somos profundamente conscientes de la frecuencia y gravedad con la que hemos pecado contra el Evangelio, sin embargo, sigue siendo nuestra ambición el proclamarlo dignamente, es decir, en el amor, en la pobreza y la humildad. Esto es lo que dijo la Congregación General 32 de los jesuitas.

En su famosa meditación “La llamada del Rey Eternal”, Ignacio imagina lo convincente que sería la llamada de un rey verdaderamente digno, alguien que trabaje en nuestro mundo sólo por la fe y la justicia. Después de esta consideración, nos dirigimos a Jesús, cuya llamada es aún más valiosa porque Cristo nuestro Señor, el Rey eterno, Él llama a cada persona en particular, y dice que: “Mi intención es lograr lo mejor de todo el mundo y construir el Reino del Amor Eterno”. Ignacio ve que todo aquel que quiera ir con Cristo, deberá trabajar con Él, de tal forma que siguiéndole en el dolor, se le pueda seguir también en la gloria de ese Reino.

La llamada del Rey es la llamada a hacerle compañía, para aprender más acerca de Él, para experimentar su cariño y nuestra unión con Él en el servicio de su pueblo. Y este Rey viene a nosotros como uno de nosotros, totalmente dispuesto a compartir nuestra suerte. Hoy nos centramos en la maravilla de ser llamados y en la naturaleza amorosa de la convocatoria; mañana podemos empezar a centrarnos en nuestra respuesta a esta convocatoria.

Textos:

Salmo 102. El Señor es compasivo y benigno.

Lucas 5,27-32. Sígueme.

Miqueas 5,1-4. Un poderoso rey vendrá a liberar a su rebaño con el poder de Yahvé.

Coloquio final: Como un amigo habla con otro, así lo hacemos con Jesús. Recogemos las reflexiones y emociones de la meditación sobre el Reino y el valor del seguimiento. Discutimos con Jesús y, si así lo sentimos, le pedimos nos acoja en su caminar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bicicletas fácil

pero atención con el tramo de 2’6 km de la carretera N-232 entre Recajo y Agoncillo.

Los peregrinos a pie han de ir por la izquierda de la carretera y no han de cruzar, pero las bicicletas han de pasar al otro lado y cruzar no es fácil. Hay que buscar la forma mejor de hacerlo, aprovechando el paso por los pueblos.

Logroño: Km 0.
Varea: Km 2,6.
Recajo: Km 9,8.
Agoncillo: Km 14.
Arrúbal: Km 18.
Ermita de Aradón: Km 25,2.
Alcanadre: Km 30,6.

Ruta

Esquema de la etapa

Altimetría

El tiempo en Alcanadre

Alcanadre
9°
lluvia moderada
Humedad: 71%
Viento: 8m/s O
Máx: 12 • Mín: 11
18°
Lun
19°
Mar
23°
Mie
23°
Jue