Arantzazu Araia

18 Kms

El que vive con intensidad en unos momentos se eleva con velocidad sorprendente a un grado tal de virtud que el perezoso no alcanza después de muchos años.

Decimos adiós a la Virgen de Arantzazu y tomamos las señales rojas y blancas que salen de él. El Santuario queda a nuestra derecha y nos alejamos de él por la carretera que sube hacia las últimas casas. Seguimos las indicaciones a Urbía. Seguimos subiendo siempre, de frente. Llegamos a una confluencia de tres caminos, cerca de una fuente. Tomamos el camino del centro (siguiendo la señal que marca hacia Urbía), dejando el de la derecha y el de la izquierda. Más adelante, después de unos cuantos minutos de pista ancha y sombreada llegamos a la fuente de Erroiti, situada a nuestra izquierda, que marca el lugar en el que la leyenda habla de la aparición de la Virgen de Arantzazu al pastor Rodrigo de Baltzategi (1468).

El camino va haciendo zigzag y vamos subiendo hacia el collado de Elorrola, siempre siguiendo las señales rojas y blancas de la Gran Ruta. Llegamos al puerto y vemos agradecidos el descenso. Llegamos a la Ermita de Andra Mari de Urbia (1924), que dejaremos a nuestra izquierda para seguir por el camino de tierra y llegar hasta el refugio de Urbia, donde en verano podemos tomar un buen refresco en el bar del refugio.

Seguimos por el camino de tierra, bien dibujado y ancho, sin desviarnos. Más adelante pasamos entre algunas cabañas de pastores junto al camino. Aquí podemos seguir las flechas naranjas que salen de la carretera principal que va dentro del bosque a nuestra derecha o simplemente continuar en el camino de tierra. El camino de hierba camina en paralelo a la carretera, pero manteniendo el mismo nivel, mientras que el camino de tierra desciende abruptamente antes de que ascienda una vez más para alcanzar el mismo sendero en el bosque dos kilómetros por delante. Ambas opciones son hermosas, pero el camino del bosque es más fácil. Pasamos cerca del monolito de Zorrotzari y del cercano refugio de montaña de Perusaroi. El sendero y el camino de tierra se reúnen otra vez y seguimos las flechas naranja y las señales GR a nuestra izquierda. Después de un tiempo llegamos a al camino de tierra y un poco más adelante tenemos dos opciones: podemos seguir el camino de tierra ancha y continuar hasta Araia o ir a la izquierda, siguiendo el sendero que está marcado con señales GR.

El camino del bosque es bueno para los peregrinos a pie. Primero nos lleva hacia los tendidos eléctricos y después, atravesando bosques, nos enlaza con el Camino de Santiago desde San Adrián. Poco después enlaza de nuevo con la carretera de tierra, siguiendo las flechas amarillas de Santiago.

Si seguimos siempre por el camino ancho de tierra, nos encontramos en un punto con señales amarillas del Camino de Santiago que no nos llevan a Araia sino a Zalduondo. Sin duda, el camino ancho es el mejor para bicicletas y para personas con problemas de rodillas.

Llegamos a la carretera asfaltada y dejamos a nuestra izquierda la pequeña explanada llamada de Zumarraundi. A nuestra derecha empieza la carretera asfaltada que nos conduce directamente a Araia (hay indicaciones en nuestra izquierda que señalan caminos hacia Araia por la montaña, pero no los aconsejamos porque tienen desniveles y no son tan directos como la carretera). Vamos descendiendo y llegamos finalmente a una bifurcación en la que tenemos que ir a la izquierda. Seguimos y dejamos a nuestra derecha el caserío Gartzabal. Siguiendo siempre por la carretera asfaltada, entramos en Araia, después de pasar por el complejo de piscinas. Siguiendo de frente en la dirección que llevamos, llegamos a la iglesia y al ayuntamiento.

ALBENIZ

Refugio casa de la Iglesia . Tel: 945 261 676 (en la etapa siguiente)

ARAIA

Ayuntamiento . En Araia existe un frontón que el ayuntamiento podría ceder para pasar una noche. Ayuntamiento Tel: 945 304 006 / 945 314 566.

Hotel Andamur San Roman ** . A 2 km, saliendo de Araia por la carretera. Tel.: 945 31 47 83

Taxi Berasategui . Tel: 699 445 403

ARANZAZU

 

EGUINO

Casa de Oración Haiztur . (fuera del Camino a unos 5 km de Araia) San Esteban Kalea, 1. Tel: 945 31 46 37 e-mail: mercedariase@yahoo.es

IBARGUREN

Casa Rural Legaire Etxea . C/San Martín, 2. Tel: 626 895 798. (fuera del Camino, pero no lejos)

SAN ROMÁN

Hotel Andamur . (en la etapa siguiente, Polígono Okiturri) Carretera N-I, Tel: 945 314 783
Pensión El Ventorro . Al otro lado de la gasolinera Andamur. Tel: 945 304 372.

ZALDUONDO

Casa rural Aizkomendi . Errotalde Kalea, 5 Tel:679 908 531
Casa rural Arkauzetxea . C/ Errotalde, 5 Tel: 679 908 531

Etapa dura por la subida a partir de Aranzazu y la fuerte bajada hasta Araia. Estamos en el parque de la sierra de Aizkorri-Aratz, que alberga las más altas cumbres de la divisoria de aguas cántabro-mediterráneas (Aitxuri 1.551 m).  Hay que tener cuidado con las condiciones atmosféricas. Salvo que haya niebla, el camino transcurre por caminos anchos menos un sitio (cerca del puerto de montaña a 1180 m) en que se convierte en un sendero acondicionado con gravilla (en muy buenas condiciones y visible hasta con niebla) y justo en el lugar en que el camino más ancho sigue recto hacia delante. Uno o dos kilómetros más adelante, de nuevo hay que dejar el camino que baja claramente al valle para seguir por una senda poco definida y con hierba, que nos permite ir al encuentro del Camino de Santiago Vasco, que viene del Túnel de San Adrián. Conectados al Camino de Santiago, seguimos sus flechas amarillas hasta el cruce que nos llevaría a Zalduondo o Araia (piscinas y pueblo). Nosotros vamos a Araia, tomando  la izquierda.

ARAIA: Es la población principal del municipio de Asparrena, que agrupa a 10 localidades cercanas entre ellas. Con más de 1.500 habitantes, Araia es un centro de servicios para el municipio. El ayuntamiento es de estilo barroco, con el escudo de la Hermandad de Asparrena. La iglesia de San Pedro es del siglo XV y tiene un retablo neoclásico en su interior. Hay restaurante, supermercado, farmacia y banco.

Atención: en Alda, final de la próxima etapa, no hay tiendas ni restaurantes, así que hay que pensar en llevar algo para comer el día siguiente.

Anotaciones: Insistimos en dedicar un buen tiempo a meditar sobre la oración preparatoria. Recordemos que, como dice Ignacio, “sentir y gustar interiormente” es más importante que el mucho saber. No tengamos prisa. Hoy entramos en la meditación de nuestro Principio y Fundamento. Consideramos el Fin para el cual hemos sido creados. Una visión global que concretaremos más adelante.

Petición: Señor, concédeme la gracia de sentir internamente tu Amor en mi vida, con una profunda acción de gracias. Ayúdame a descubrir el fundamento de mi vida según tu deseo.

Reflexiones: Empezamos recordando que toda nuestra vida ha sido un itinerario espiritual. Caminando, dedicamos algún tiempo a recordar, de nuevo, nuestra propia historia, es decir, dejamos que nuestra mente discurra a lo largo de la oración. Recordamos y dejamos que Dios nos muestre los momentos claves de nuestro pasado, un álbum de fotos de todo tipo, momentos dolorosos, otros alegres: es la historia que nos ha traído hasta el presente de nuestra vida. ¿Quién soy? ¿Cómo he llegado a este punto en mi vida? ¿Qué personas, lugares o momentos han tenido un papel destacado y ayudaron a moldear la persona que soy hoy? Que nos acompañen estas imágenes que afloran a la superficie, junto con los sentimientos de gratitud o dolor.

Seguramente en contraste con los buenos, hay momentos, personas o aspectos de la vida que conllevan sentimientos de vergüenza, momentos que desearíamos eliminar. Presentemos esos momentos a Dios, pidiendo crecer en la aceptación de nosotros mismos. No se trata de sentirnos completamente reconciliados ni de “solucionar” hoy nada: la gente, momentos y sentimientos que surgen bien pueden convertirse en semilla para nuestro caminar con Dios, a medida que vamos realizando nuestra peregrinación. Estamos viviendo el proceso de “presentar toda nuestra vida a Dios”, lo cuál nos llena de alegría y agradecimiento y también nos puede llenar de arrepentimiento o vergüenza. Los frutos que buscamos serán la gratitud, la comprensión y la aceptación de mí mismo, así como la comprensión de que soy aceptado por Dios. Pensemos en nosotros mismos como si estuviésemos «lavando oro», tamizando nuestra vida a través de la multitud de ideas que nos llegan, hasta que nos quedamos sólo con el «oro». Descubrimos también aspectos de la vida de los que podemos aprender más, crecer, situaciones en las que Dios nos conduce para reflexionar.

Textos:

Oseas 11,1-9. Su amor por mí es un amor lleno de ternura.

Salmo 139, 1-14.17-18. Con temor y reverencia recuerdo cómo Dios ha cuidado de mí en los momentos de alegría y dolor, en tiempos de éxito y fracaso, en tiempos de fidelidad y también en la infidelidad.

Ejercicios Espirituales, 5. «Al que recibe los ejercicios mucho aprovecha entrar en ellos con grande ánimo y liberalidad con su Criador y Señor, ofreciéndole todo su querer y libertad, para que su divina majestad, así de su persona como de todo lo que tiene se sirva conforme a su santísima voluntad.»

Coloquio final: Hacer un resumen de lo meditado en el rato de oración, hablando con Jesús como un amigo lo hace con otro. Sincerarse con él sobre los puntos hallados en este rato del camino hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bicicletas con dificultad:

hay que empujar fuerte la bicicleta en la subida.
Para los de a pie, en invierno hay que tomar muchas precauciones y no es aconsejado ir con nieve.

Hoy hay dos opciones como indicamos en la descripción:
Arantzazu: Km 0.
Refugio de Urbia: Km 5.
Araia: Km 17. (por el camino del bosque)

Arantzazu: Km 0.
Refugio de Urbia: Km 5.
Llano de Zumarraundi: Km 12.
Araia: Km 18. (por el camino ancho)

Ruta

Esquema de la etapa

Altimetría

El tiempo en Araia

Araia
26°
algo de nubes
Humedad: 53%
Viento: 7m/s SE
Máx: 23 • Mín: 21
25°
Sab
21°
Dom
23°
Lun
22°
Mar