Zumárraga Arantzazu

21,4 Kms

Debemos esforzarnos mucho más en disciplinar al hombre interior que al exterior; cuesta más el espíritu que los huesos.

Nos levantamos con ganas de subir montañas, y salimos desde la estación del tren. Mirando a la fachada principal del edificio, nos dirigimos a la derecha para buscar la carretera GI-3771 o calle de Ipeñarrieta. Vamos siguiendo esta calle hasta la salida del pueblo. Pasamos por debajo del puente que cruza por encima de las vías del tren. Nosotros siempre en paralelo con las vías del tren, que quedan a nuestra izquierda.

Pasamos un puente sobre el río Urola. Seguimos junto a las vías del tren. En 1,5 km nuestro camino asfaltado se corta y seguimos a nuestra derecha, en ángulo recto, para acercarnos a la carretera GI-2630. Al llegar a ella, giramos a la izquierda para entrar en la villa de Legazpi. Seguimos siempre por la misma calle, llena de fábricas y más delante de casas con jardines. Llegamos a una bifurcación, que tomamos a la derecha, por la calle Nagusia y en dirección a la iglesia parroquial de Legazpi.

Seguimos todo de frente por la calle Aizkorri y salimos del pueblo. Encontramos el campo de fútbol y pistas deportivas a nuestra derecha. Llegamos a una rotonda que cruzamos y tomamos el camino asfaltado que sigue paralelo a las vías, siempre a nuestra izquierda. Nuestro camino va entre el río y las vías del tren. Vamos pasando fábricas y casas. Siempre de frente, sin cruzar el río en los puentes que encontramos. Siempre de frente.

Llegamos a una zona deportiva, con un bonito “Frontón” para jugar a la “pelota vasca”. Este frontón es peculiar por tener las paredes de Hierro. Estamos en el parque de Mirandaola, donde a los trabajadores del hierro se les fundió el material que estaban trabajando y se convirtió en una cruz. Este acontecimiento milagroso del 1580 se celebra cada 3 de mayo. Un poste nos indica el camino a Telleriarte, a nuestra izquierda. El camino nos lleva hasta la carretera GI-2630, pero no la tomamos, sino que seguimos el camino asfaltado que empieza a nuestra izquierda y nos dirige al interior de la pequeña población de Telleriarte.

Siempre de frente, vamos siguiendo la carretera asfaltada que va paralela a las vías del tren y que nos lleva a Brinkola. Pasamos por debajo del puente que lleva a la estación de tren. Seguimos de frente y atravesamos la población por la misma calle, hasta desembocar en la carretera GI-3511. Un poste GR-120 nos indica para subir hasta el embalse de Barrendiola (Barrendiola – Aizkorri). Hay que subir por la carretera hasta el embalse.

Una vez en el embalse, lo cruzamos. Al otro lado empieza un camino de tierra que va bordeando el embalse y lo seguimos. El camino está marcado por las señales blancas y rojas del GR-120. Llegamos a una bifurcación y tomamos la de la derecha, que nos hace subir hacia los árboles. El camino se refugia entre los árboles del bosque. Seguimos siempre las señales del GR-120. Llegamos a unas cuadras de ovejas que dejamos a nuestra derecha. Seguimos subiendo, siguiendo las señales, que nos llevan a hacer zigzag (Z) para superar la cuesta. Los árboles ya se han acabado y en invierno la nieve nos acompaña seguro.

Llegamos al puerto de Biozkornia y el monte Arriurdin (1.273 m) nos saluda. Le agradecemos la buena subida que nos ha dado. Un poste nos indica la dirección de Arántzazu. Seguimos siempre las señales, que en invierno y con la nieve pueden ser un poco difíciles de encontrar. El camino está desdibujado como es habitual en la alta montaña. Pasado el puerto, un poco de descanso y empezamos el descenso hacia el santuario. Nos encontramos con un refugio de montaña, de forma cilíndrica.

Nos dejamos llevar por el descenso. Si seguimos el camino de tierra a partir del refugio, llegaremos a Arantzazu. De todas formas, si deseamos ir un poco más rápido y no dar un rodeo bastante largo, al llegar a una curva de 90 grados a nuestra derecha, seguimos recto y tomamos el sendero (señales GR) que sale en dirección a una arboleda y a unas pocas casas detrás de ella. Al llegar a las casas seguimos a la derecha, para acercarnos a otras casas que están a unos 150 m y una vez allí, tomamos los caminos que nos van saliendo a nuestra izquierda. Vamos bajando hacia Arantzazu, a tan sólo 1 km de distancia. Seguimos siempre las señales del GR-120.

En el Santuario se ofrecen tandas de Ejercicios Espirituales. (Tel: 943 780 951)

ARANZAZU

Hostal “Goiko Benta Ostatua” . Tel: 943 781 305
Hotel Santuario de Arantzazu*** . Tel: 943 781 313
Hotel Sindika* . Tel: 943 781 303
Oficina de Turismo . Tel.: 943718911 / 943796463 turismo@debagoiena.eus
Refugio de Peregrinos . (56 camas) Tel: 943 780 500 / 656 743 148


LEGAZPI

Hotel Mauleon** . C/ Nafarroa, 16. Tel: 943 730 870
Oficina de Turismo del Alto Urola (Lenbur) . Tel: 943 730 428 Ayuntamiento Tel: 943 737030
Taxis . Tel: 943 73 00 21


TELLERIARTE

Casa rural Pastain . Tel: 943 730 672 (capacidad 12 personas)


ZUMARRAGA

Taxi Ivan Molina . Tel: 620 511 533
Taxi X. Gaztañaga . 679 443 483 / 943 725 912

Etapa dura por la fuerte subida a partir de Brinkola. En invierno hay que tener mucho cuidado con la nieve y el frío intenso.

LEGAZPI: Población de más de 8.700 habitantes. Su vida gira alrededor del hierro y su transformación. Posee un Museo del Hierro. Próximo al ayuntamiento se encuentra la bonita iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XIV, así como el palacio Bikuña, edificado en el siglo XVI. Hay restaurantes, supermercados, farmacias y bancos.

TELLERIARTE: Pequeña población de casas diseminadas. Pasado el pueblo, junto al rio Urola nos encontramos la casa-torre “Palacio Elorregi”. La ermita y el palacio datan del s.XVI pero la herrería data del 1384.

BRINKOLA: Pequeña población de casas diseminadas. No ofrece servicios a los peregrinos.

ARANTZAZU: Uno de los centros espirituales nuclear de Euskadi, referencia obligada para nuestra peregrinación ignaciana. Los religiosos franciscanos han guardado durante siglos la tradición según la cual la Virgen se apareció a un pastor en este lugar. La Virgen estaba sobre un espino, lo que extrañó al pastor que dijo: “Arantzan zu?” (¿Tú en un espino?). A partir de esa experiencia, el lugar se convirtió en un centro de devoción mariana y peregrinación, como Ignacio de Loyola recoge en su autobiografía. Entre los siglos XVI y XIX el santuario fue reconstruido tres veces, debido a múltiples incendios. En 1959 se decidió construir una basílica nueva. Las puertas de hierro son del escultor Eduardo Chillida. Para más información ir al sitio web del santuario. La Posada Goiko Benta Ostatua ya era una posada en tiempo de San Ignacio (el edificio es del 1500) y cuentan los ancianos que fue en esa posada en la que Ignacio se alojó en su visita a Arantzazu. Encontraremos restaurantes.

Anotaciones:

Insistimos en la oración preparatoria, objetivo fundamental de nuestra peregrinación interior. Recordamos que si se encuentra “fondo” en alguna palabra o en algún momento, es mejor no pasar adelante, sino quedarse en ese espacio espiritual, dejando que su profundidad nos sacie. Recomendamos dedicar un largo tiempo a la oración, una vez llegados al santuario de Aranzazu, como lo hizo Ignacio. Orar con agradecimiento por toda nuestra vida, por los dones recibidos hasta ahora y no olvidar el último, que no es pequeño, ¡el estar aquí!

Petición:

Señor, concédeme la gracia de sentir y gustar internamente tu Amor en mi vida, con una profunda acción de gracias.

Reflexiones:

Mientras nos acercamos al santuario de Nuestra Señora de Aranzazu, dedicamos el segundo día a profundizar, en la oración, en nuestra historia de felicidad. Caminamos y oramos, vamos recordando los momentos de nuestra historia de gracia y bondad, sobre todo aquellos que ahora vemos como puntos de inflexión en nuestra vida. ¿Algún momento en que, en la presencia de Dios, tomamos una decisión importante o los momentos de gran tribulación superada con Él? ¿Tal vez momentos en que sentíamos que Dios estaba ausente? ¿Momentos en que no podíamos creer que Dios estaba presente? Pero Él siempre estaba allí, como el mejor Amigo, como un Padre atento, como una tierna Madre. Retengamos en el corazón todos esos momentos y sintamos que se nos llena de gratitud hacia las personas y los acontecimientos de nuestra vida pasada: Dios está siempre trabajando junto a nosotros. ¿Por qué no ofrecer esos momentos y todas esas personas a Dios y dar gracias a todos por ser Sus manos y Sus brazos?

Textos:

Lucas 1, 46-55. Engrandece mi alma al Señor.

Lucas 12, 22-34. Tú conoces, Señor, todas mis necesidades. No he de preocuparme.

Coloquio final:

Hacer un resumen de lo meditado en la oración, hablando con Maria como un hijo o una hija lo hace con su madre. Ahora que llegamos cerca de su santuario, sincerarse con ella sobre los puntos hallados en este rato del camino.

Ignacio no desea hacer daño a su familia, que se preocupa por su futuro, pero él debe iniciar su nueva vida y eso se revela ya en esta primera parada en la ermita de Aranzazu.

«Y así, cabalgando en una mula, otro hermano suyo quiso ir con él hasta Oñate, al cual persuadió en el camino que quisiesen tener una vigilia en nuestra Señora de Aránzazu. En la cual haciendo oración aquella noche para cobrar nuevas fuerzas para su camino, dejó el hermano en Oñate en casa de una hermana que iba a visitar, y él se fue a Navarrete.»

¿Qué debería pensar su hermano al separarse de Ignacio en Oñate?

¿Qué habló Ignacio con nuestra Señora de Aranzazu esa noche de oración?

Un nuevo camino se abría delante de él, guiado tan sólo por su deseo de mayor servicio a nuestro Señor. Aprovechemos nosotros para pedir también una guía segura para nuestro Camino y la protección que nos ha de ayudar a ir descubriendo la presencia de Dios peregrinando con nosotros. Pidamos protección para todos los que amamos, así como seguramente hizo Ignacio, encomendando a la Virgen a toda su familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bicicletas con extrema dificultad:

La subida es muy empinada y hay que empujar la bicicleta casi todo el rato. Tal vez mejor llegar a Arantzazu por la carretera de Oñate: es más largo en kilómetros, pero la subida es más suave. Además no queda claro que haya permiso para pasar por el Parque Natural, donde los vehículos a motor no están autorizados.

Para los de a pie, en invierno hay que tomar muchas precauciones y no es aconsejado ir con nieve.

Zumárraga: Km 0.
Iglesia de Legazpi: Km 5,1.
Telleriarte: 8,3.
Brinkola: Km 9,7.
Embalse: Km 11,2.
Puerto de Biozkornia: Km 16,6.
Arantzazu: Km 21,4.

Ruta

Esquema de la etapa

Altimetría

El tiempo en Arantzazu

Arantzazu
19°
nubes dispersas
Humedad: 88%
Viento: 1m/s ENE
Máx: 17 • Mín: 15
24°
Mie
24°
Jue
25°
Vie
19°
Sab