Cervera Igualada

38,6 Kms

Evite toda obstinación; pero cuando haya empezado una cosa buena, adhiérase a ella, y no huya mariposeando por el cansancio y la desesperación.

Decimos adiós a Cervera, yendo a buscar la carretera N-II. Las flechas amarillas del Camino de Santiago indican otra salida de Cervera, siguiendo la calle Mayor, pero resulta una vuelta de 2,5 kilómetros “extra” que preferimos ahorrarnos en una etapa tan larga como esta. Así pues, desde la entrada de la Paeria, bajamos por la calle de Santa María y más adelante girando a la izquierda por la calle de la Muralla nos acercamos a la puerta de salida de la ciudad y bajamos a la izquierda, siguiendo la muralla.

Llegamos al abrevadero de Sant Francesc y giramos a la derecha para seguir el camino del rio Ondara. Pasamos por zonas de descanso y un viejo molino de agua. Los postes nos indican el camino hacia Vergós.

Llegados al centro de Vergós, tomamos a la derecha, pasando por delante de la iglesia de San Salvador. Seguimos la carretera saliendo del pueblo y alcanzamos la carretera N-II. A nuestra izquierda vemos un túnel que cruzamos y seguimos la carretera a nuestra derecha, en paralelo con la autovía A-2. Vamos siempre en paralelo. Encontramos otro túnel, que no transitamos. A unos 700 metros nuestro camino gira a la izquierda, alejándonos de la A-2.

El camino traza una amplia curva hacia la derecha, llevándonos de nuevo a la A-2. Dejamos a nuestra izquierda una fábrica de cemento tradicional. Cruzamos por debajo de la autovía A-2. Llegamos a una rotonda, que atravesamos y así dirigirnos a las casas de Sant Pere dels Arquells. Al entrar en la población, nos sorprenden a nuestra izquierda unos aviones a reacción “aparcados” en un pequeño campo. Seguimos adelante hasta llegar a la fuente de Sant Pere. En ese punto giramos a nuestra izquierda en ángulo recto.

A unos 200 metros de la fuente, ya a campo abierto, el camino se bifurca. El nuestro es el de la izquierda. Lo seguimos sinuosamente pero siempre adelante. A 1,6 km encontramos la carretera L-203, que tomamos a nuestra izquierda. Nos acercamos a la N-II. Justo antes de entrar en la carretera, tomamos la calle que parte a nuestra derecha en ángulo recto y nos adentramos en Sant Antolí i Vilanova.

Atravesamos a lo largo el pueblo, y salimos siempre por la misma carretera por la que entramos. La seguimos de frente hasta encontrar nuestro siguiente pueblo, Pallerols. Atravesamos el pueblo por la misma calle por la que hemos entrado. Seguimos la carretera siempre hacia delante.

¡Atención ahora!: la carretera gira 90° a nuestra izquierda y a cien metros vuelve a doblar a la derecha. Seguimos 150 metros más y nos metemos por el camino que sale en 90° a la izquierda. Pasamos al lado de una zona arbolada, a la derecha. Continuamos andando hacia delante sin dejar el camino ancho. Pasamos por zonas arboladas sin tomar los caminos que entran o parten del nuestro. En 1,7 km llegamos al Área de Servicio de la Panadella.

Estamos en la carretera N-II. Pasamos por delante de las gasolineras y restaurantes de La Panadella, y seguimos hacia la rotonda que cruzamos para tomar el descenso, siguiendo siempre la carretera N-II. Tras 5 km de bajada por la N-II vemos el pueblo de Porquerises un poco hundido a la derecha.

No tenemos más remedio que caminar por la N-II, que viene a ser el trazado del Camino Real de Ignacio de Loyola y de tantos otros peregrinos que utilizaron esta carretera antes y después, como nosotros hoy. Siguiendo siempre en ella, llegamos a Santa María del Camí.

Seguimos en la N-II y un puente nos ayuda a cruzar la autovía A-2. En 600 metros, de nuevo atravesamos la A-2, pero ahora por debajo. Nos mantenemos paralelos a la A-2 y pasamos por delante de una gasolinera. Caminamos hacia delante. Llegamos a una rotonda. Tomamos a la derecha, continuando por la carretera N-II.

Marchamos en paralelo con la A-2. Llegamos a una rotonda elevada, sobre la A-2. Entramos en la rotonda y pasada la A-2, tomamos la salida que conecta con la N-II, prosiguiendo en nuestra dirección. Por la N-II llegamos a Jorba. Atravesamos la población sin dejar la N-II y, al acabar el pueblo, una carretera asfaltada sale a nuestra derecha. Caminamos por ella. Se trata de una calzada vieja, casi en paralelo a la N-II. Un campo de fútbol nos saluda a nuestra derecha. Sin salir de esta carretera alcanzamos las casas de Sant Genís, a nuestra derecha.

Entramos en el pueblo y lo atravesamos por la Calle Mayor. Continuamos por la misma carretera, en dirección a Igualada, que se acerca a la A-2 y que la cruza por un puente. Proseguimos y nos topamos con otra rotonda. La cruzamos en dirección a Santa Margarida de Montbui y encaramos ya la ciudad de Igualada.

Estamos en la Carretera de Sant Jaume Sesoliveres, la B-222. Seguimos de frente, siempre por la carretera, bajando hacia Igualada. Pasamos junto a una rotonda y nos encontramos en la Avenida de Àngel Guimerà. La ermita de Sant Jaume de Sesoliveres queda a nuestra izquierda, en lo alto. Nos separamos de la Av. Angel Guimerá para entrar por la calle de Felicia Matheu, y así evitamos seguir por la carretera. Todo recto por la calle de Sant Jaume Serras y después seguimos, girando en Z a la derecha y la izquierda, por la calle de Les Alzines. Continuamos en la misma dirección hasta dar con una nueva rotonda, ésta después del puente sobre el río Anoia. La atravesamos sin abandonar la Avenida de Àngel Guimerà hasta llegar a una gasolinera a nuestra derecha. Tomamos a la derecha por la calle de Prat de la Riba, que hace curva hacia la izquierda (atención: en esta misma calle, pero girando a la izquierda, a unos 200 m, está el refugio de peregrinos en el interior de una antigua fábrica). Cruzamos la calle que corta la nuestra y nos hallamos en la Calle de Sant Ignasi. La seguimos de frente. Cambia de nombre, ahora es la Calle de Sant Doménech. Vamos a dar a la Plaza de la Creu. De esa plaza parte la Calle de l’Argent, que nos conduce a la iglesia de Santa María.

CERVERA

Auto Taxi Sala 24h . Tel: 608 608 130Taxi Agramunt . Tel: 973 923 327

IGUALADA

Ayuntamiento . Tel: 938 031 950.

Hotel América*** . Av. Mestre Montaner, 44-45. Tel: 938 031 000.

Pensión Canaletas . Av. Mestre Montaner, 60. Tel: 938 032 750

Refugio de peregrinos . Calle de Prat de la Riva, 47. Tel: 938 045 515 (capacidad 12 personas). Recepción y recogida de llaves en la residencia de ancianos que se encuentra a 150 m, en la Avenida Gaudí, 26. Horario de recepción de 8 a 22h.

Taxi Enric Subirana . 630 538 033

Taxi Marcial . 938 045 503

Taxiradio Igualada . Tel: 938 070 308

Taxis Igualada . 609 478 219

JORBA

Albergue de peregrinos . Ofrecen servicio de comidas. Plaza de la Fuente, 3, tel. 93 809 41 01

LA PANADELLA

Hostal Bayona . (con precio especial para los peregrinos, si se pide). Tel: 938 092 011. Algunos restaurantes ofrecen también alojamiento.

Una etapa muy larga y además con ciertas dificultades para el alojamiento a lo largo del camino, una vez más.

VERGÓS: Podemos imaginar que, como tantos otros peregrinos, Ignacio visitaría la pequeña iglesia del San Salvador s.XII, que estaba en el Camino Real. Hay un bar en el pueblo.

SANT PERE DELS ARQUELLS: Una imagen nada habitual: los aviones a reacción “aparcados” en un campo a la entrada del pueblo. También el detalle de que cada casa tiene su nombre rotulado en azulejos y dibujado en ellos el oficio al que se dedicaba cada casa. No ofrece servicios.

SANT ANTOLÍ I VILANOVA: Hay restaurante, supermercado y farmacia.

PALLEROLS: Para los peregrinos hacia Santiago, en esta población se encuentra una hermosa iglesia dedicada a Sant Jaume, original del siglo XII. Las “conchas jacobeas” se observan en diferentes puntos. Un testimonio más de la tradición jacobea de este Camino Real. Carece de servicios para los peregrinos.

LA PANADELLA: Una bien conocida área de servicio de la antigua carretera nacional. Nos ofrece restaurante y supermercado.

SANTA MARÍA DEL CAMÍ: Iglesia románica del siglo XII. Muy probablemente servía como refugio de peregrinos y viajeros. No hay servicios para los peregrinos del siglo XXI.

JORBA: Su castillo (derruido pero visible en lo alto) data del siglo X. Nos ofrece restaurante y supermercado.

SANT GENÍS: No tiene servicios.

IGUALADA: Ciudad importante en la zona, y en la que parece ser que Ignacio compró las “ropas de tela recia” que pensaba vestir en el futuro. Aquí Ignacio ya tiene decidida la vigilia de oración que le espera en Montserrat. La iglesia de Santa María data del siglo XI aunque la última remodelación es del siglo XVII. Podemos encontrar en ella restaurantes, supermercados, farmacias, centro de salud, bancos, taller de bicicletas y oficina de información (Tel: 938 051 585).

Anotaciones: Seguimos en nuestra “cuarta semana”, y mantenemos el mismo ánimo alegre, porque cada vez más nos unimos a Jesucristo en su misión. No hay nada que pueda detenernos en nuestro camino hacia la libertad y la felicidad eterna. No olvidemos la “oración introductoria”, ni el coloquio al final de la oración ni durante todo el día. ¡Y vivamos la alegría de la resurrección de Cristo! Las canciones, la luz, las flores, el agua, los amigos… son bienvenidos. De nuevo, la pista ignaciana de este día nos invita a hacer como Ignacio: compremos ropas nuevas que reflejen  el cambio interior que hemos ido experimentando en nuestra peregrinación.

Petición: Ruego a Dios poder alegrarme profundamente con Cristo resucitado, ahora que he sido enviado al mundo para servir a su misión. Le ruego que me haga capaz de reconocer en mi vida su presencia transfigurada, de acompañarle en su misión de reconciliación, y de dar la vida por la humanidad.

Reflexiones: Jesús necesita de nuestras manos para acoger a quienes están necesitados de atención, de reconciliación y de vida. Jesús necesita de nuestra voluntad, de nuestros deseos de avanzar, para poder seguir construyendo el Reino entre nosotros. Jesús resucitado nos llama a seguirle, y a participar con El en la transformación que ya se ha iniciado en el mundo. En los evangelios, Jesús llama a varias personas explícitamente por su nombre. Contemplando hoy los misterios propuestos, oímos nuestro propio nombre, y descubrimos que nuestro interior se remueve. ¿Qué siento yo al ser llamado hoy como lo fue Zaqueo? ¿Qué significa para mí sentirme junto a Jesús?

El relato de la transfiguración de Jesús en el monte Tabor es un anuncio de la realidad oculta en nuestra propia humanidad, tantas veces demasiado opaca. La luz está en nosotros. La esencia divina nos habita, y es perceptible desde el mismo momento de nuestra concepción. Ciertamente nuestra condición humana resulta un “filtro opaco” a esa luz divina. A veces nos llegamos a transformar más en “agujeros negros” que en “estrellas de luz”. El sufrimiento, la injusticia, el absurdo que nos rodean tantas veces hacen que el filtro apague hasta la más pequeña chispa de luz. Pero en Jesús resucitado descubrimos que, a pesar de todos los sinsentidos que hemos de vivir, la luz sigue ardiente en nosotros, y esta experiencia nos transfigura. Nada nos podrá separar del amor de Dios. Todo puede ser transfigurado en su amor.

Jesús resucitado es la vida de Dios con nosotros. Quien comunica este mensaje con su vida, no fallará. ¿Qué es lo que ha de ser transfigurado en nuestra vida? ¿Qué es lo que no deja pasar la luz divina a través de nosotros?

Textos:

Lucas 19,1-10: Jesús llama a Zaqueo, y le pide que descienda de sus preocupaciones y de su estilo de vida. Si deseas ver a Jesús, baja de los montajes que te has hecho. Si deseas encontrarlo en tu vida, ve a tu casa, que El está allí esperándote. Déjate llevar por El. Vuestro encuentro será generosamente fructífero y transfigurador.

Romanos 8,31-39: Nada nos puede separar del amor de Dios.

Mateo 17,1-13: Jesús llama a sus discípulos, y les pide que le acompañen en su transfiguración. Yo también necesito subir con El a la montaña. El dolor y las dificultades pueden mermar nuestra fe y nuestra decisión. Pero si creemos en la resurrección, creemos que la vida no tiene final, que nada puede ocultar la luz en nosotros, que nada puede acallar la Palabra en nosotros.

Mateo 17,14-21: Llamados a servir a Jesucristo y a colaborar en la misión, nuestra fe no puede ser débil. Si creemos en El, no fallaremos. Pero si creemos más en nosotros y en nuestras posibilidades, aunque llevemos su nombre, no conseguiremos nada.

Coloquio final: En esta etapa de nuestra peregrinación interior ya estamos acostumbrados a caminar con nuestro amigo y señor Jesucristo. Hablamos confiadamente con El como un amigo habla con otro. Si sientes la fuerza y la gracia interior, no pierdas la ocasión de pedirle que te acepte bajo su bandera, para así construir el Reino de Dios a su lado. Acabar con el Padre Nuestro.

Parece ser que esta población de Igualada es el lugar en el que Ignacio decidió comprar su futuro atuendo de peregrino, tal y como lo describe años más tarde:

16. «Y llegando a un pueblo grande antes de Montserrat, quiso allí comprar el vestido que determinaba de traer, con que había de ir a Jerusalén; y así compró tela, de la que suelen hacer sacos, de una que no es muy tejida y tiene muchas púas, y mandó luego de aquella hacer veste larga hasta los pies, comprando un bordón y una calabacita, y lo puso todo delante el arzón de la mula. Y compró también unas esparteñas, de las cuales no llevó más de una; y esto no por ceremonia, sino porque la una pierna llevaba toda ligada con una venda y algo maltratada; tanto que, aunque iba a caballo, cada noche la hallaba hinchada: este pie le pareció era necesario llevar calzado.»

Aprovechemos el lugar y el momento. Tal vez sería bueno una reflexión sobre todo aquello “que llevamos con nosotros” y que es una carga: ¿cuáles son esos “vestidos de buen ver” y otras “joyas” que tal vez podríamos “descargar” a los pies de la Virgen de Montserrat? ¿No podríamos adoptar en adelante un estilo de vida más acorde con la peregrinación que estamos haciendo? ¿Cuáles son hoy día para mí el equivalente de un tejido de saco y unas sandalias de peregrino? ¿Qué dejamos y qué no queremos soltar? Seguro que el Camino nos ha hecho relativizar muchas cosas y poner en cuestión otras. ¿Qué pensamos dejar para siempre ante la Virgen? Seguramente no meros accesorios, sino aquello que nos impide seguir a Jesús más de cerca, ¿verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bicicletas fácil

y con una estupenda bajada desde La Panadella hasta Igualada.

Cervera : Km 0.
Pallerols: Km 12.
Panadella: Km 16.
Santa María del Camí: Km 23,8.
Jorba: Km 31,6.
Igualada: Km 38,6.

Ruta

Esquema de la etapa

Altimetría

El tiempo en Igualada

Igualada
13°
algo de nubes
Humedad: 76%
Viento: 2m/s ONO
Máx: 17 • Mín: 12
19°
Lun
20°
Mar
21°
Mie
23°
Jue