Peregrinación espiritual 500 años después de Ignacio

Recientemente, un amigo me preguntó ¿cómo encontré el Camino Ignaciano? Me sorprendió mi respuesta brusca: “¡No lo hice! ¡¡Me encontró él!!”. En realidad, mi plan de viaje para la primavera de 2022 estaba fijado para el célebre Festival de los Tulipanes de Ámsterdam… Sin embargo, a finales de enero llegó una llamada de mi querida amiga Karen, una entusiasta del Camino, invitándome a unirme a ella en “Inigo 500”, en honor de San Ignacio de Loyola.

Seguir leyendo aquí

¿Te ha gustado?

Compartir en facebook
Compartir en Facebook
Compartir en twitter
Compartir en Twitter
Compartir en whatsapp
Compartir por WhatsApp