Una peregrina el día de San Fermín

Día de San Fermín y una navarresa que acelera el paso para llegar a Verdú a tiempo para la misa: “No puedo fallar a nuestro santo patrón, ¡Nada como san Fermín! He imaginado que la misa sería a las 12, así que aquí estoy a tiempo para la ducha y rápido a la iglesia”. Hemos encontrado a Maria Carmen Oronoz en la puerta del nuevo Refugio de Pedro Claver. “Me gusta caminar temprano: hoy a las 6, para llegar bien”. Muchas picadas de mosquito, pero no se queja: “Me han acogido muy bien en Castellnou, en el polideportivo y también en el Café”. Se prepara para el asalto final al Camino Ignaciano y por eso le ha venido muy bien hacer una etapa corta: “Quiero descansar bien hoy y mañana, para subir bien Montserrat y llegar con ánimos a Manresa, y estas etapas cortas en este momento son ideales”. Y es un día de fiesta que piensa aprovechar: “Hoy comida buena y abundante para celebrarlo. Confío encontrar un buen sitio en Verdú. Y he visto que hay tiendas de cerámica: me gustará ir a visitarlas”.

Hizo el Camino de Santiago al menos en dos ocasiones, la última en el 2006. Suenan las campanas llamando a los fieles y no podemos hablar más, pero nos muestra su credencial llena de sellos, desde el Santuario de Loyola. Contenta de la experiencia: hace su peregrinación sola y a pie, como Ignacio el 1522. Y sin ningún apoyo de tecnología: ni Smartphone, ni Tablet… ¡ni un simple móvil! “Yo imprimí de la página web las etapas y voy con ellas encima. Cada día voy dejando una hoja atrás. Ahora ya me quedan pocas. Las tecnologías no las necesito”.

Felicidades a esta peregrina: impresiona su fortaleza y su fe. Que San Fermín y San Francisco Javier la acompañen en este Camino. Vera, la hospitalera de Verdú, la inscribe en el registro de peregrinos y Maria Carmen se deja fotografiar con san Pedro Claver y un niño esclavo negro.

¿Te ha gustado?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on whatsapp
Compartir por WhatsApp