Un viaje que cambia la vida y que emprendió un santo hace 500 años: el Camino Ignaciano

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Chris Lowney, antiguo seminarista jesuita y coautor de la Guía del Camino Ignaciano, comparte con Aleteia sus pensamientos sobre la peregrinación y la espiritualidad ignaciana.

Las tradiciones cristianas han interpretado la caída bíblica de Adán y Eva como una representación de los seres humanos como exiliados, en un mundo a menudo inhóspito, alejados de Dios y de los demás. Narrativas bíblicas posteriores y comentarios cristianos destacan este destierro como atributo constitutivo de la existencia humana.

Para seguir leyendo, haz click aquí (en inglés)