Corriendo tras san Ignacio ¡casi 500 años después!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

En junio 2019, un corredor de maratones, Ariel Laguilles, profesor en Boston College Grad, decidió proponerse el reto de correr los más de 650 km del Camino Ignaciano. Para los que conocen la película Carros de Fuego (1981), podrán situar esta hazaña de Ariel en el contexto de aquellos corredores, que corrían para dar gloria a Dios. AMDG, como san Ignacio dice. La profunda experiencia espiritual de Ariel impactó a la gente de Manresa, que le acogió a su llegada final a La Cova de San Ignacio. Toda peregrinación une mente, cuerpo y corazón: la corporalidad, los pensamientos y las emociones, en un único flujo que nos transforma interior y exteriormente. Estos tres elementos se llevan a su potencia extrema en la experiencia de correr el Camino. El resultado es una vivencia inenarrable, pero Ariel ha querido compartirla en lo posible, tanto a sus alumnos como a todos los peregrinos ignacianos. Tal vez algunos más se animen en el futuro a hacer esta verdadera IRONMAN físico – espiritual en el Camino Ignaciano. Si lo desean hacer, no duden en consultar a Agustín Oulton, organizador de esta peregrinación especial en 8 días (contacto).

Blog con toda la peregrinación espiritual de Ariel

Video de toda la experiencia