Tudela Gallur

39,3 Kms

Podemos estar seguros de que el progreso que haremos en las cosas espirituales será en proporción al grado de nuestro alejamiento del egoísmo y de la preocupación sobre nuestro propio bienestar.

Salimos de Tudela. Tomamos la calle “Camino Caritat” hacia nuestra izquierda para dirigirnos al puente sobre las vías del tren. Junto al puente hay un pequeño camino que nos ayuda a subir al puente y cruzar. En estas horas tempranas, nosotros tomamos la ruta del Sol, que nace sobre el Mediterráneo lejano.

Pasamos la vía del tren cruzando el puente y, justo al terminar la bajada, tomamos un camino a la derecha que hace una curva hacia atrás y nos lleva hacia una estación transformadora de electricidad. Nuestro camino sigue recto y amplio, sin dificultad. Vamos dejando atrás granjas y caseríos. Siempre por el camino ancho, llegamos hasta la carretera, que pasamos por debajo aprovechando el puente sobre la vía, haciendo un largo meandro. Al dejar el puente nos encontramos con un cruce, en el cual tomamos el camino de la derecha, que nos acerca a las vías. Tras un kilómetro aproximadamente, el camino aparece asfaltado. La vía del tren siempre a nuestra derecha, nos acompaña hasta acercarnos al camino de entrada de la gran finca “El Carrizal”.

Nuestro camino sigue llano, amplio y sin bifurcaciones. Poco después, nos encontramos con una carretera que tomamos a la izquierda. Así nos acercamos al Canal Imperial, que nos acompañará hoy a lo largo del camino. La carretera fluye entre las aguas del canal a nuestra izquierda y la vía del tren a nuestra derecha. Si la situación del margen del canal lo permite, es mucho mejor caminar al lado del agua.

Llegamos al puente “Formigales” y, justo después de cruzarlo, cogemos el camino de la derecha, un camino amplio que deja a nuestra espalda las construcciones de “El Bocal”. Caminamos siguiendo el curso del agua, que siempre nos acompaña a nuestra derecha. Si hasta ahora no habías utilizado tu sombrero, te recomendamos cogerlo: ¡no hay muchos árboles en esta parte del recorrido! y tenemos 5 kilómetros por delante.

Tomamos a nuestra derecha el primer puente que cruza el canal. Dejando el canal detrás de nosotros, entramos en Ribaforadada. La misma calle en la que entramos nos conduce directamente hasta la vía del tren, atravesando el centro del pueblo. Al encontrar la vía del tren, giramos a nuestra izquierda, sin atravesar las vías. Como un compañero amable de viaje, el “camino de hierro” nos llevará en unos 10 kilómetros hasta Cortes: siempre a nuestra derecha, el tren es la guía. A unos 2 kilómetros, el camino gira 90º y se empieza a alejar de las vías. Es inconfundible porque hay una gran fábrica, y a unos 200 metros se ve un puente. Se puede seguir al lado de las vías justo hasta después del puente, donde vuelve a aparecer el camino paralelo a las mismas.

Tras otro par de kilómetros largos, el camino vuelve a alejarse de la vía. Los peregrinos de a pie han de estar atentos aquí: se puede seguir junto a la vía, todo de frente, aunque el camino está perdido en este tramo de 200 m. Pasado este tramo, siempre junto a la vía, vuelve a empezar el camino de tierra que nos mantiene paralelos al tren. Los peregrinos en bicicleta mejor que sigan por el camino de tierra. En este caso hay que dejar que el camino nos aleje de la vía casi un kilómetro, hasta que vemos un cruce a la derecha muy nítido que nos devuelve por otro camino ancho a la misma vía. Seguimos dejando la vía a la derecha. Finalmente nuestro camino se abre en ángulo y se separa de la vía del tren, alejándonos progresivamente de él y llevándonos hacia las primeras granjas que indican la proximidad de la villa de Cortes. Nuestro camino agrícola sigue recto hasta encontrar una gran rotonda, ya a las puertas de Cortes. Giramos a nuestra derecha en la rotonda.

Por fin, entramos en la villa y vamos siguiendo la calle principal, girando ligeramente a la derecha, hasta llegar a una calle estrecha que aparece a nuestra izquierda y que nos conduce hasta El Castillo y la Iglesia de San Juan Bautista. Seguimos recto por la misma calle hasta desembocar en otra que hemos de seguir a nuestra derecha.Tenemos que mantenernos en la calle de San Miguel, en dirección a la estación de tren. Al llegar a la altura de las vías, la calle pasa por debajo de ellas y nosotros también.

Seguimos nuestro camino torciendo ligeramente a la derecha, siguiendo una larga recta de carretera asfaltada que nos conduce a una rotonda que nos permite pasar por debajo de la carretera N-232. Seguimos recto, cruzando una segunda rotonda y enfilando la recta delante de nosotros, que nos hace entrar en Mallén.

Al llegar a una plaza jardín triangular a nuestra izquierda nos metemos a la izquierda, bordeando la plaza. Esa calle desemboca en la plaza de la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles. Tomamos la avenida Zaragoza y a 100 m giramos a la izquierda por una calle que baja en dirección a la carretera N-232. La cruzamos en dirección al polígono industrial de Mallén. Seguimos recto por la calle que atraviesa el polígono y al llegar al final tomamos el camino de la derecha y en la primera bifurcación, a tan sólo 50 m, tomamos el camino de la izquierda.

Cruzamos el túnel de las vías del tren y en 300 m llegamos al Canal Imperial. Lo tomamos a la derecha y vamos a cruzarlo por el puente que vemos cerca de nosotros. Cruzamos y seguimos el Canal por su margen izquierdo hasta llegar a Gallur. Tenemos 7 km de Canal para caminar delante de nosotros.

Siempre junto al Canal, entramos en Gallur. Un puente de color azul cruza el Canal Imperial. Subimos a él y pasamos al otro lado, donde se encuentran las piscinas municipales. Justo en frente de nosotros está la estación del tren y en el edificio de al lado se encuentra el albergue de peregrinos y su restaurante. Fin de etapa.

GALLUR

Albergue de peregrinos . (32 plazas. Junto a la estación de tren). Tel: 876 611 479.

Ayuntamiento . Tel.: 976 864 073. Entrada gratuita en las piscinas municipales presentando la credencial del peregrino.

Hostal El Colono . (precio especial peregrinos) 976 864 275.

MALLÉN

Albergue Peregrinos . Paradero 3, Tel: 976 850 374 // 618 998 839

Ayuntamiento . Tel.: 976 850 005. En las piscinas municipales la entrada es gratis para los peregrinos con credencial.

Hostal Pinocho . c/ Tudela, 4. Tel.: 976 850 225.

RIBAFORADA

Ayuntamiento . : 948 864 005.

TUDELA

Taxi Aranguren . Tel: 948 821 199

Taxis de Tudela . Tel: 948 822 027

EL BOCAL: Es el origen del Canal Imperial de Aragón, de ahí el denominativo “Bocal Real”. El Canal Imperial fue proyectado en 1528 por el emperador Carlos V y finalizado en el S. XVIII de la mano de don Ramón de Pignatelli, quien fallecerá después de haber llevado el canal hasta pasada Zaragoza, pero sin alcanzar su gran sueño de prolongarlo hasta el mar. Cerca se sitúa el Palacio del Emperador, con el roble más anciano de Navarra en sus jardines. Atravesando El Bocal, se llega a la Casa de las Compuertas, con la nueva presa construida en 1790. “El Bocal” bien merece una visita por su tranquilidad y la belleza del paraje. Se puede contemplar la Presa Vieja y el Palacio de rasgos mudéjares. Los jardines que rodean el edificio son del siglo pasado.

RIBAFORADA: Villa de unos 3.000 habitantes. Fue fundada bajo el reinado de Sancho el Sabio de Navarra por los caballeros templarios en 1157, lo cual debería ir vinculado a la función de proteger a los peregrinos cristianos en camino hacia Santiago. El 1313 tomaron el relevo los religiosos Hospitalarios de San Juan de Jerusalén. Destaca la iglesia de San Blas, de ladrillo y mampostería, del siglo XII y modificaciones del XVI y XVII. En la misma plaza se pueden ver los escudos templarios en la fachada de los edificios. En su municipio se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de la Dehesa. Hay restaurantes, farmacias, centro de salud, supermercados y bancos.

CORTES: En el centro del pueblo destaca el castillo y su torre del siglo XII, reformados en el siglo XVI. La iglesia de San Juan Bautista, gótico – renacentista, con su torre mudéjar. Tiene 3.000 habitantes y hay restaurantes, farmacias, centro de salud, supermercados y bancos.

MALLÉN: Pertenece ya a la Comunidad Autónoma de Aragón. En realidad, se trataba de una “marca” del camino que unía Aragón con Navarra. Tiene orígenes celtíberos y los romanos situaron aquí la calzada que unía Tarraco con Asturica. La orden de los Hospitalarios de San Juan erigieron la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, en la que se distinguen tres estilos: el románico (XII), el gótico (XIII) y el barroco tardío (XVIII). Hasta el siglo XVI contó con una capilla dedicada al apóstol Santiago. Es una población pequeña pero hay taller de bicicletas, restaurantes, farmacias, centro de salud, supermercados y bancos.

GALLUR: Ha tenido desde época neolítica diversos asentamientos humanos en sus cercanías, que se incrementaron con la ocupación romana del valle del Ebro, asentamientos conocidos como “pagus”. Por derivación de uno de ellos tiene su origen el actual topónimo de la villa, al ser conocido el asentamiento como pagus gallorum, el asentamiento de los galos, al ser sus habitantes originarios de la Galia. De fuerte presencia musulmana, en 1119 las tropas aragonesas de Alfonso I transformaron la villa en una localidad mozárabe, poblada por aragoneses y andaluces. De origen galorromana, la iglesia de San Pedro destaca en lo alto de la población. En su conjunto es un edificio neoclásico (s. XVIII) y la torre es del siglo XX. Un antiguo castillo, erigido por Alfonso I (siglo XII) estaba situado en el emplazamiento actual de la iglesia. Merece un paseo el puente de hierro sobre el río Ebro, que recibe aquí un afluente: el río Barba. Con sus más de 3.000 habitantes, hay taller de bicicletas, restaurantes, farmacias, centro de salud, supermercados, bancos y oficina de turismo.

Anotaciones: Seguimos persistentes en la “oración preparatoria”. Hoy entramos en una consideración muy típica de los Ejercicios Espirituales: la meditación de Banderas. San Ignacio nos ofrece un ejercicio de contraste para poder ver hacia dónde se decanta nuestra vida, en este seguimiento de Jesús. A lo largo del día podemos ir considerando y pidiendo obtener la gracia de este ejercicio y sentir que Jesús nos quiere peregrinando con Él. El típico “Triple Coloquio” que apunta San Ignacio en los ejercicios, puede ser hecho tal cual… o bien hacerlo tal y como el corazón nos diga, según la disposición de la peregrinación que estamos haciendo.

Petición: Como amigo de Jesús, le pido a Dios que me conceda el don de ser capaz de reconocer los engaños del mal y poder así protegerme contra ellos, y le pido también un verdadero conocimiento de Jesucristo, mi verdadero guía y Señor, y la gracia de imitarlo.

Reflexiones: Durante los próximos días vamos a reflexionar sobre el ministerio terrenal de Jesús, su manera de vivir y trabajar los valores del Reino. Hoy nos acercamos a una meditación comúnmente conocida como la de las “dos banderas”. Podemos imaginar a Jesús preparándose a emprender su propio viaje, parado en un cruce crítico en el camino. Jesús no tiene dudas de en qué dirección va a seguir y nos pide a unirnos a Él. Los valores de Jesús “el Camino” nos invitan a la sencillez (incluso la pobreza), lo que lleva muchas veces a la deshonra y la humildad: en otras palabras, seguir a la manera de la gente que comparte su vida con Dios y lo espera todo de él en confianza. El otro “camino”, es la elección del mundo de riquezas, que sigue con los honores y el inflarse de orgullo: en otras palabras, poseer las cosas y buscar el prestigio que nos hace sentir y ser importantes en el mundo, así convertirnos en los dioses de nuestra propia vida, y ser “únicos en el mundo”. Al inicio de esta peregrinación espiritual, Ignacio nos invitaba a tomar una decisión básica: ser fieles a nuestro Principio y Fundamento. Ahora no hacemos una nueva elección, más bien es un recordatorio, ahora que podemos tener una visión más clara del camino de Jesús y para comprobar nuestro deseo, escogiendo aquel camino que es fundamentalmente diferente a los caminos del mundo. ¿Quiénes somos: somos nuestras posesiones y reputación? ¿O nos sentimos criatura amada de Dios? ¿Por qué somos importantes: por lo que los demás saben de nosotros? ¿O porque Dios nos ha elegido? Jesús nos invita a aligerar nuestra carga, a ser capaz de caminar junto a él libremente en esta peregrinación espiritual a través de la vida.

El propósito de esta meditación es tomar conciencia de las “estrategias” de Jesús y del mal, para que podamos discernir con precisión esos “espíritus” que experimentamos con frecuencia al tomar nuestras decisiones: ¿hacia dónde voy? ¿Con Jesús? Como dice Ignacio: “En nuestro próximo ejercicio observamos la intención de Cristo nuestro Señor y, por el contrario, la del mal, el enemigo de la naturaleza humana… Imagina que el líder de todos los enemigos en esa gran llanura de Babilonia llama a los suyos… y los envía a la gente a tentarles a codiciar las riquezas, para que puedan llegar más fácilmente al vano honor del mundo, y finalmente al creciente orgullo. Y de ahí todos los desastres en el mundo están asegurados. Del mismo modo, por el contrario, pon la mirada de la imaginación en el líder supremo y verdadero, que es Cristo nuestro Señor que reúne a los suyos… y los envía a atraer a todas las personas, en primer lugar, a la pobreza espiritual más perfecta, y también, si la Divina Majestad se debe servir y los  deseara  elegir para ello, no menos a la  pobreza actual, y en segundo lugar, atraerlos a un deseo de reproches y al desprecio más que a los falsos honores, porque de allí se alcanza la verdadera humildad. Y de ahí se obtienen todas las buenas obras que siguen en el mundo.” Debemos considerar estas dos banderas y hacer una elección desde nuestro corazón: ¿Debo ir con Jesús? ¿Lo siento así realmente? ¿Lo deseo?

Textos:

1 Timoteo 6,6-10. Los que desean enriquecerse caen en la tentación, en una trampa, en muchas codicias insensatas y dañinas que hunden a los hombres en la ruina y la destrucción.

Gálatas 5,16-25. Ruego poder saber lo que es estar “con” y “sin” el Espíritu.

Efesios 6,10-20. La guerra espiritual.

Un Triple Coloquio final: «1º Un coloquio a nuestra Señora, porque me alcance gracia de su hijo y Señor, para que yo sea recibido debajo de su bandera, y primero en pobreza espiritual, y si su divina majestad fuere servido y me quisiere elegir y recibir, no menos en la pobreza actual; segundo, en pasar oprobios e injurias por más en ellas le imitar, sólo que las pueda pasar sin pecado de ninguna persona ni displacer de su divina majestad, y con esto una Ave María. 2º coloquio. Pedir otro tanto al Hijo, para que me alcance del Padre, y con esto decir Anima de Cristo. 3º coloquio. Pedir otro tanto al Padre, para que él me lo conceda, y decir un Padre Nuestro.»

Oración del Anima Christi. Es una oración que tiene su origen en el siglo XIV. Todavía es ampliamente utilizada después de recibir el Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo en la Sagrada Comunión. Ciertamente, San Ignacio oró con ella muy a menudo y por eso la recoge en sus Ejercicios Espirituales.

Alma de Cristo, santifícame.
Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.
Agua del costado de Cristo, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame.
¡Oh, buen Jesús!, óyeme.
Dentro de tus llagas, escóndeme.
No permitas que me aparte de Ti.
Del maligno enemigo, defiéndeme.
En la hora de mi muerte, llámame.
Y mándame ir a Ti.
Para que con tus santos te alabe.
Por los siglos de los siglos.
Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bicicletas fácil

aunque hay dos puntos entre Ribaforada y Cortes en los que hay que tomar cortas rutas alternativas, siguiendo caminos de tierra que bordeen esos puntos, pero siempre teniendo las vías del tren como referencia. No hay pérdida. Los peregrinos de a pie tienen más facilidad para pasar los senderos o la piedra suelta cerca de la vía del tren.

Tudela: Km 0.
El Bocal: Km 8,7.
Ribaforada: Km 13,5.
Cortes: Km 26,2.
Mallén: Km 29,8.
Gallur: Km 39,3.

Ruta

Esquema de la etapa

Altimetría

El tiempo en Gallur

Gallur
22°
algo de nubes
Humedad: 60%
Viento: 2m/s SSO
Máx: 20 • Mín: 20
29°
Mie
27°
Jue
26°
Vie
21°
Sab