Consejos prácticos

Programa tu Camino Ignaciano

Es necesario, antes de empezar la marcha,  que te pongas en contacto con alguno de los puntos del Camino Ignaciano que ofrecen la credencial del mismo. Con ella podrás encontrar algunas facilidades para ser acogido en algunos albergues y ayuntamientos.

Conoces tus límites económicos, de tiempo y de forma física: prepara tu Camino Ignaciano con la ayuda de esta guía. Con buena fe, los servicios que se ofrecen a los peregrinos que caminan hacia Santiago también están disponibles para nosotros presentando oportunamente la credencial. En la descripción detallada de cada etapa encontrarás las posibilidades de avituallamiento, albergues y otras ayudas que podrías necesitar en tu Camino Ignaciano. En 2010 el Camino de Santiago dispone de 19 albergues, refugios o espacios de acogida para peregrinos, repartidos desde Montserrat hasta Logroño. Como podrás ver en las descripciones de las etapas, hay bastantes hostales y pensiones privadas a disposición del peregrino.Un punto importante que tener en cuenta es la ausencia de alojamientos en el largo tramo entre Zaragoza y Fraga: es lo que llamamos el “desierto” de los Monegros, el tramo más solitario y difícil de nuestro recorrido.

La peregrinación por el Camino Ignaciano se hace a pie o en bicicleta, como mejor parezca. Con todo, si nos permites un consejo, se hace mejor andando. Te da más tiempo de entrar en la “dinámica interior” que toda experiencia de “camino largo y costoso” puede ofrecer. La bicicleta exige esfuerzo, pero cuesta abajo se va deprisa y los kilómetros aún más: tendrás que prestar una atención especial a los “tiempos de interiorización” si utilizas este medio de transporte.

Por lo general, sólo se puede pasar una noche en los albergues de peregrinos. Ciertamente no te dejarán abandonado si llegas con problemas serios de salud o de otro tipo, pero lo normal es no permanecer más de un día en el mismo sitio. Por otra parte, los hoteles y hostales privados estarán encantados si te detienes varios días en ellos. Te ofrecemos información de estos alojamientos, pero no los hemos visitado todos ni hemos podido hacer una selección de los mejores: los precios y servicios varían mucho si cambian de dueño, así que la mejor información sobre la calidad de los alojamientos la encontrarás en las valoraciones que otros peregrinos han ido dejando en nuestra web.