Que el Señor te bendiga y te proteja,
que ilumine Su rostro sobre ti y te conceda su favor;
que el Señor se fije en ti y te conceda la paz.
Que Él ilumine los ojos de tu corazón,
para que comprendas cuál es la esperanza a la que te llama,
cuál la riqueza que te espera en tu futuro,
y que te ayude a superar los obstáculos
haciéndote servidor de su Amor.

Consejos para el Camino

Aspectos prácticos, las credenciales, certificados, medios de transporte, alojamiento…

El Camino Ignaciano

Su historia, peregrinando por el pasado, por la España Ignaciana, agradecimientos…

La Oficina del Peregrino

Experiencias, actividades, agencias, credenciales, asociaciones, camino del respeto…