Etapa 20. Candasnos – Fraga (26,3 km)

Cuánto más agudo te vuelves en darte cuenta de los fallos de otras personas, más apto te vuelves para pasar por alto los tuyos

Bicicletas fácil, aunque la bajada de la meseta de Los Monegros tiene una fuerte pendiente y algunos tramos del camino tienen surcos profundos a causa de las lluvias.

Candasnos : Km 0. Gasolinera: Km 12,2. Fraga: Km 26,3.

Desde el centro del pueblo, salimos por la Calle de la Balsa del Tejar, que está en la plaza al lado de la iglesia. Dejamos las piscinas municipales a nuestra derecha y seguimos de frente, guiados por la N-II que queda a nuestra izquierda. Entramos en la Cañada Real, asfaltada al principio y luego de tierra.

Un puente nos ayuda a cruzar la AP-2 o Autopista del Nordeste. A nuestra izquierda vemos el Hotel Cruzanzana. Seguimos  en paralelo a la N-II, que queda a nuestra izquierda. A 3 km del puente, cruzamos la N-II por un túnel y subimos a la derecha para encontrar un camino y seguir paralelos a la N-II, pero ahora dejándola a nuestra derecha. Seguimos así, siempre de frente, alejándonos más o menos de la N-II, pero siempre con ella a la vista. Pasamos junto a una gasolinera y seguimos recto. Una línea de postes de electricidad nos sirve de guía.

Llegamos al final de la meseta y Fraga nos espera ya en el valle del río Cinca. Hemos llegado a una gasolinera abandonada, que nos acerca de nuevo a la N-II. Seguimos por el lateral de la N-II y pronto tomamos un camino a la izquierda que nos va a separar de la N-II y nos va a mantener en la altura de la meseta, dejando que la N-II se hunda hacia el valle del Cinca. Nuestro camino se bifurca: tomamos a la derecha, dejando el de la izquierda al lado de un poste de electricidad. El camino nos ofrece una vista magnífica del valle y pasada una edificación en piedra, de nuevo una bifurcación, al pié de un poste eléctrico, que vamos a tomar a la derecha, en descenso. Una flecha amarilla a la izquierda nos recuerda nuestra dirección a contracorriente.

Seguimos nuestro camino en fuerte descenso. Casi al llegar al llano, nuestro camino desemboca en otro, que hemos de tomar a nuestra izquierda. Lo seguimos de frente unos 200 m y giramos a la derecha en otro camino que empieza aquí y que se dirige directo a la bajada hacia Fraga. Unas señales rojas y blancas nos ayudan a seguir el camino correcto, pero atención con no olvidar de girar a la derecha, que las pistas blancas y rojas también siguen recto, cosa que no vamos a hacer.  El camino nos desciende directo a Fraga. Llegamos a la carretera y giramos a la derecha. A 100 m encontramos una rotonda que nos indica “N-II a Lérida”. Entramos en la ciudad por la N-II que se convierte en la bonita Avenida de Aragón. Todo recto llegamos al río Cinca. El Camino Ignaciano continúa pasado el río, en el barrio viejo, al lado del Ayuntamiento.

Altimetria foto: 
Esquema de la etapa: 
Mapa ciudad entrada: 

Alojamiento

Candasnos

Taxi Juan . Tel: 600 485 020

Fraga

Ayuntamiento . Ayuntamiento Tel: 974 470 050. Con un certificado de peregrino que ofrecen en la parroquia (Tel: 974 470 183 / 974 470 865) hay posibilidad de alojarse en bungalows del camping-restaurante de Fraga, que está a 1 km en las afueras, subiendo la calle de Soses.
Hostal Aribau . Avenida de Madrid 25, Tel: 974 471 887
Hostal Oasis . Ctra. Nacional II km 442, Tel 974 470 654
Hostal Trébol . Avenida de Aragón, 9. Tel: 974 471 533
Pensión Olles . Avenida de Madrid 33, Tel: 974 453 834

Comentarios

The third week ends today in Fraga. The "week" has been a wonderful blessing for me. Wandering in the desierto de los Monegros should have been challenging and hot. In fact God has been always showing a blessing in disguisse. The weather was favorable for me. Clouds became the umbrella. Indeed I am darker a bit, because of exposing to the southern sun all the time. But in general I would say that it is nothing compared to the hidden treasure in the los Monegros. A beautiful part of my spiritual experience is about the third week itself. It is not only about contemplating Jesus' suffering. It is not only following the way to the cross. It is however more about the realization of my positive answer to God. It is putting into real life the answer "yes" to Jesus' calling, which we answered during the second week. Do I know the huge risk by answering "yes" to Jesus? I am ready to take any risk for Jesus.

Añadir nuevo comentario